201902.15
Off
0

Seguros de coche en tiempos de conducción autónoma

Califica esta publicación

Navegar en Internet, trabajar, o incluso dormir mientras conduces: lo que parece ser un sueño de futuro, ya podría ser una realidad en unos pocos años. La conducción autónoma hace que la vida sea más cómoda de muchas maneras. Por encima de todo, se podrían prevenir numerosos accidentes de tráfico. Pero ¿qué significa eso para el seguro de automóvil?

Los inicios de la conducción autónoma ya están en las carreteras. Los sistemas semiautomáticos, como los asistentes de estacionamiento y los asistentes de cambio de carril, ya se instalan regularmente y han prevenido numerosos accidentes. El siguiente paso: la conducción autónoma o totalmente automatizada. El vehículo conduce de manera autónoma y resuelta, sin que el conductor tenga que intervenir. Los primeros sistemas listos para la producción están programados para ser lanzados en 2030. Además de una mayor comodidad, el objetivo es minimizar los accidentes de tráfico.

¿Quién será el responsable en caso de fallos técnicos?

Encontrar al verdadero responsable de un accidente no es fácil en muchas situaciones hoy en día. En la era de la conducción autónoma, la historia se complica aún más: la tecnología autónoma asume el papel del conductor y el conductor se convierte en el pasajero. ¿Quién tiene la responsabilidad si la tecnología falla en el momento decisivo y se produce un accidente? De acuerdo con la legislación vigente, el conductor aún tendría que pagar por los daños en este caso. Sin embargo, el cambio en la cuestión de responsabilidad se está debatiendo mucho actualmente. Sobre todo, los fabricantes o proveedores de automóviles podrían ser considerados responsables de accidentes en el futuro.

¿El fin del seguro de coche?

La conducción totalmente automatizada debería poder prevenir casi todos los accidentes en la carretera. Si ocurre un accidente debido a un fallo técnico, es probable que el conductor ya no sea responsable de ello. ¿El seguro del automóvil será innecesario? Según los expertos, este no será el caso. Sin embargo, la industria de seguros debe adaptarse al progreso técnico y, por lo tanto, a nuevos riesgos, como la manipulación de piratas informáticos y para proporcionar nuevas soluciones. Esto también significa un cambio para los consumidores. La mayor seguridad de los sistemas totalmente automatizados podría reducir no solo la cantidad de accidentes en el futuro, sino también las primas de seguros.

Desarrollar estrategias tempranas

Según un informe, solo unas pocas compañías de seguros han estudiado los efectos de la conducción totalmente automatizada: solo el 29 por ciento de todos los encuestados han adquirido conocimientos de conducción autónoma, mientras que solo el 10 por ciento ha desarrollado una estrategia. En algunos casos, los vehículos con sistemas de frenado de emergencia ya están clasificados como más baratos. Aunque la conducción autónoma no estará lista para la producción en masa hasta dentro de unos años, las compañías de seguros deberían considerar el tema desde el principio para desarrollar enfoques y soluciones a largo plazo.