201602.09
Off
0

Nueva clasificación para evaluar los riesgos financieros

Califica esta publicación

Economía aprueba un código de seis colores para calificar el riesgo de los productos financieros

El Ministerio de Economía aprobó el pasado mes de noviembre un código de seis colores, con seis números equivalentes que entrará en vigor este mes de febrero de 2016.

La existencia de información veraz, suficiente y comprensible sobre los productos y servicios ofrecidos por las entidades financieras a sus clientes constituye uno de los principios básicos del Derecho de los mercados financieros. Aconseja OVB Allfinanz

Un código con la finalidad de alertar del riesgo de un solo vistazo y así poder evitar  errores de comercialización del pasado. La escala comienza desde un verde oscuro que equivale a una clase 1, indicando el menor riesgo posible, hasta un rojo identificado con una clase 6 que alertará de un mayor peligro de pérdidas.Para establecer la clasificación se tendrán en cuenta aspectos como si se garantiza o no el capital del producto, el plazo en el que se devuelve el principal y la calidad crediticia del producto o de la entidad emisora.

Este semáforo del riesgo también incluirá alertas de liquidez y complejidad, clasificará a un amplio espectro de productos sin dejar al margen  otros instrumentos. Incluirá desde depósitos convencionales, seguros, planes de previsión asegurados (PPAs) y planes de pensiones hasta acciones o diferentes tipos de deuda privada, emitida por empresas y bancos.

Cuando un inversor particular acuda a su oficina en busca de información sobre un producto financiero deberá encontrar en la publicidad un color o un número en la parte derecha del documento que le alertará del riesgo que asume para evitar así errores de comercialización del pasado.

https://www.boe.es/boe/dias/2015/11/05/pdfs/BOE-A-2015-11932.pdf

De esta forma, cuando un particular vaya  en busca de información para invertir en un producto financiero podrá encontrar en la publicidad un color que le informará sobre el riesgo que asumiría.

Se tendrán en cuenta aspectos como si se garantiza o no el capital invertido, el plazo en el que se devuelve el principal y la calidad crediticia del producto o, en su defecto, la de la entidad emisora.


CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn