201807.05
Off
0

Pon a trabajar a tus ahorros mientras estás de vacaciones

5 (100%) 1 vote

El verano es una época para descansar y desconectar de nuestras obligaciones y de nuestro día a día. Son fechas para disfrutar y no preocuparnos del gasto aunque siempre es recomendable no olvidar la importancia de llevar a cabo aportaciones y seguir pensando en nuestro futuro, ya que aunque nosotros nos marchemos, nuestros ahorros no deberían tomarse vacaciones.

Nos hemos merecido descansar y disfrutar olvidándonos un poco de nuestros bolsillos, tras un año de esfuerzo y trabajo. Pero no hemos de dejar de pensar en la importancia de planificar nuestro futuro y tener en cuenta que a la vuelta de la esquina tenemos septiembre, la vuelta a la rutina y el final del año, con todo lo que ello conlleva.

El verano ha sido considerado tradicionalmente poco recomendable para pensar en inversión por culpa de bajas rentabilidades y excesiva volatilidad. Pero hoy por hoy, los mercados son muy dinámicos y heterogéneos, ofreciendo muchas posibilidades a aquellos profesionales que sepan leer sus posibilidades.

Fondos de retorno absoluto, de renta fija flexibles, de deuda a corto plazo o bonos flotantes, son algunos de los productos que los expertos coinciden en señalar como buenas opciones durante el periodo estival. Pero no podemos olvidar que cada persona tiene unas necesidades concretas, un perfil determinado en función de sus objetivos y de su nivel de riesgo, además de unos conocimientos de los mercados financieros que no tienen porque ser los más adecuados para operar en una situación tan volátil.

Por eso es importante ponernos en manos de consultores financieros profesionales y competentes que sepan leer las posibilidades del mercado y que cuenten con el respaldo de una compañía sólida y con una larga trayectoria. Solo así podremos desconectar nuestras merecidas vacaciones mientras seguimos aportando a nuestros ahorros minimizando los riesgos.