201607.07
Off
0

OVB : Interés compuesto una definición sencilla

Califica esta publicación

Hoy desde OVB intentaremos dar una definición de “interés compuesto”. Puede que la palabra te parezca complicada; sin embargo, su significado es más sencillo de lo que puedas pensar.

Cuando hablamos de finanzas es fácil encontrar conceptos que no son de fácil comprensión. A pesar de eso, hay algunos conceptos de economía que es importante entender para poder tomar decisiones importantes acerca de nuestro dinero.

Hablamos de “interés compuesto” cuando los intereses se añaden al principal y, en consecuencia, generan mayores intereses. Lo podemos considerar un efecto multiplicador del dinero. Es posible que esta definición deje espacio a dudas, así que vamos a explicarlo con un ejemplo concreto.

OVB TIPOS DE INTERES

Ejemplo de interés compuesto en una cuenta bancaria

Imagina de tener depositados 500 € en una cuenta bancaria que te ofrece un interés del 10% anual. El banco paga sus intereses anualmente, así que la pregunta es: ¿cuánto dinero tendrás en la cuenta al cabo de dos años?

Si tu respuesta ha sido 600 € quiere decir que no has tomado en cuenta el efecto del “interés compuesto”. Tu razonamiento ha sido: el 10% de 500 € son 50 €, así que en 2 años tendré 100 € más, es decir, 600 €.

Sin embargo, si los intereses se depositan en la misma cuenta, después del primer año en la cuenta tendrás 550 €, así que al segundo año los intereses que se te pagarán no serán de 50 €, sino de 55 €. La respuesta correcta es 605 €

Con este ejemplo, has entendido el efecto multiplicador del dinero del que hablábamos antes. Como ves, el dinero acumulado genera más dinero y este “efecto domino” aumenta el beneficio de forma proporcional a lo largo del tiempo.

El interés compuesto en diferentes periodos de cálculo

Claramente, el interés compuesto varía en base a los distintos periodos de cálculo. En el ejemplo precedente hemos visto un interés compuesto basado en un periodo de cálculo anual; en el siguiente ejemplo tomaremos en cuenta dos periodos de cálculo distintos y veremos la diferencia.

Imagina dos bancos: el primero ofrece un interés del 20% anual, mientras que el segundo lo ofrece del 19%, pero paga los intereses mensualmente.

Si ingresamos 1000 € en la cuenta del primer banco, al cabo de un año nuestro capital será de 1200 €. Si ingresamos la misma cantidad en el segundo banco, el efecto del interés compuesto multiplicará aún más el capital final, a pesar de que el interés es un 1% más bajo.

El pago de los intereses mensuales permite al capital aumentar cada mes, así que al cabo de un año el capital que tendremos en el banco será de 1207,45 €

La fórmula que se utiliza en este caso para calcularlo sería:

Cfinal = 1000 (1 + 0,19/12) ^ 12 = 1207,45 euros

Como ves, no solo hay que tomar en cuenta el tipo de interés, sino también los periodos de remuneración. En todo caso, la ley ayuda a entender estas diferencias utilizando la figura del TAE (tasa anual equivalente), que compara los intereses en condiciones parecidas.

Ahora que has entendido el concepto del interés compuesto, sabrás que cuanto antes empieces a ahorrar e invertir tu dinero, mejores beneficios podrás obtener a lo largo del tiempo. Lo importante es tener una guía profesional que te ayude a sacar el máximo provecho de tus inversiones.

Si quieres obtener un asesoramiento personalizado y totalmente gratuito, en OVB ALLFINANZ España te estamos esperando. Contacta con nosotros hoy y no pierdas la oportunidad de mejorar tu situación financiera.

Etiquetas: interés compuesto, ahorrar, asesoramiento financiero, OVB ALLFINANZ, OVB CATALUNYA, OVB PARIS

OVB Barcelona

C/ Paris, 207 3º 1º

08008 Barcelona

Telefono: +34 93 330 54 70

E-mail: barcelona@ovb.es