201407.30
Off
0

OVB Allfinanz España – Si “se cae” la sanidad pública, ¿tienes un plan B?

Califica esta publicación

OVB Allfinanz España – Si ” se cae” la sanidad pública, ¿tienes un plan B?

ovb españa seguro sanitario privado

OVB España Allfinanz – Seguro Sanitario Privado

OVB Allfinanz España – Si “se cae” la sanidad pública, ¿tienes un plan B? Las principales ventajas que significa tener un seguro sanitario privado

Las principales ventajas que significa tener un seguro sanitario privado son:

– Elegir su médico de cabecera dentro de la oferta que le proporciona la empresa aseguradora, mediante lo que se conoce como un “cuadro médico”. Este es un libro pequeño que la compañía da al asegurado una vez que firma el contrato, y donde aparecen todos los profesionales a su servicio en la provincia donde adquirió la póliza.

– La posibilidad de elegir a un médico especialista sin necesidad de consultar primero al médico de atención primaria.

– Disfrutar de tratamientos especializados sin necesidad de eternas listas de espera. Esta es una de las grandes ventajas que todas las aseguradoras privadas tienen.

– Todas las empresas aseguradoras presumen de una atención personalizada de calidad superior, y por ello ofrecen servicios especiales como puede ser una habitación privada con cama de acompañante en caso de hospitalización.

– Opción de una segunda opinión profesional, dentro de la misma compañía y por un médico de libre elección.

– Una de las ventajas que muchas compañías publicitan es la de obtener tratamientos de medicina alternativa, como puede ser la homeopatía, o acupuntura, por citar algunas. Estos tratamientos alternativos no se ofrecen en la medicina pública, por lo que sí está interesado en acceder a ellos, puede informarse de las diferentes alternativas que ofrecen las compañías. En este caso no existe una homogeneidad ni en servicios ni en precios, por lo que no es posible ofrecer un pequeño esbozo, sino que debe ser el interesado el que pregunte según los intereses o las necesidades.

Dentro de las posibles desventajas que puede presentar este tipo de seguros encontramos:

– Las compañías aseguradoras tienen diferentes paquetes que van desde el básico que ofrece la atención primaria y algunas especialidades, hasta un paquete completo donde se pueden incluir las necesidades especiales de cada cliente. Por cada paquete la prima mensual a pagar es mayor, y en cada aseguradora se diferencian en algunos detalles que pueden resultar importantes en determinados casos. Por ello, es aconsejable informarse acerca de los que son similares en diferentes compañías y las primas mensuales de las mismas, con el fin de elegir el más conveniente a cada situación.

– Además de las primas, el asegurado deberá pagar una pequeña cantidad conocida como copago al utilizar determinados servicios. Los copagos suelen ir desde un euro, por requerir la asistencia de un ATS (Auxiliar Técnico Sanitario), hasta 900 euros por requerir cirugía refractaria en un ojo, es decir, por corregir la visión con láser.

– Al contratar este tipo de seguros es normal tener una serie de períodos de carencia, esto es, el tiempo en el que algunos servicios aún no están disponibles para el usuario. Las aseguradoras poseen dichos plazos para evitar que el asegurado se beneficie de los servicios de la sanidad privada en caso de tener una enfermedad previa a la contratación de la póliza.

– Es importante informarse acerca de los plazos de carencia de las diferentes compañías, en los tratamientos que le interesan. Estos plazos se suelen medir por meses. Por ejemplo, en el caso de embarazo, el plazo período de carencia suele ser un mínimo de 10 meses, aunque puede ir hasta 24 meses; lo cual significa que una mujer no puede tener acceso a los servicios de preparación al parto durante ese tiempo.

– Normalmente este tipo de seguro se anula cuando el asegurado cumple los 64 años o, en el caso de que se permita continuar el contrato de salud, la prima a pagar sufre un aumento considerable (entre 50 y 100% del precio). Es aconsejable leer con cuidado esta cláusula del contrato o preguntarlo directamente antes de decidirse a contratar una póliza.

– Las aseguradoras se suelen negar a tratar enfermedades crónicas, aunque estas hayan aparecido una vez contratada la póliza. Existen incluso casos donde la compañía puede anular la póliza, si considera que el riesgo que corre al ofrecer cobertura sanitaria es demasiado alto.

– Es necesario pedir autorización a la aseguradora antes de acceder a ciertos tratamientos, incluso si están dentro de la póliza que se ha contratado.

– La mayoría de las compañías no incluyen, en la póliza de seguros de cuadro médico, los tratamientos por accidente laborales y de tráfico.

OVB Allfinanz España – Si “se cae” la sanidad pública, ¿tienes un plan B?”

Más información sobre OVB  Allfinanz España en: www.ovb.es

OVB Allfinanz España – Si “se cae” la sanidad pública, ¿tienes un plan B? Las principales ventajas que significa tener un seguro sanitario privado”

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn