201807.24
Off
0

La mejor inversión, aprender a ahorrar

5 (100%) 2 votes

Del mismo modo que enseñamos a los más pequeños buenos hábitos de higiene, de comportamiento o de estudio, también es conveniente enseñarles a ahorrar. De este modo, serán independientes, evitarán el despilfarro y estarán más protegidos frente a abusos y engaños.

– El primer paso es establecerles una paga semanal o mensual, para que aprendan desde pronto a organizar sus gastos y planificarse adecuadamente. De este modo sabrán que sus deseos y caprichos no se conceden por arte de magia y saber ser independientes.

– Gracias a ello aprenderán la necesidad de ahorrar, por lo que será ideal que cuenten con una hucha. De esta manera descubrirán la importancia de hacer pequeñas aportaciones a sus ahorros para, con el tiempo, adquirir aquellos deseos algo más ambiciosos.

– Hacerles descubrir el valor del esfuerzo. Esto se logra mediante pequeñas recompensas o pagas por ayudar con las tareas del hogar o a limpiar el coche, por ejemplo. Con ello descubrirán que el dinero se logra con esfuerzo y aprenderán a no despilfarrar.

– Precisamente para aprender a no despilfarrar, los pequeños podrán descubrir la diferencia entre gastos necesarios y superfluos. Deberemos explicarles que invertir en la compra de un balón, por ejemplo, será más necesario que comprar una bolsa de golosinas.

– Haz partícipes a tus hijos de pequeñas decisiones en el presupuesto doméstico como, por ejemplo, llevarles contigo a la compra. Déjales claro que existe un presupuesto concreto para hacer la compra y que es necesario llevar a cabo decisiones maduras para cumplir con lo previsto.

– Participa con ellos en actividades de educación financiera. Existen multitud de juegos y actividades para que los pequeños aprendan la importancia del ahorro y del esfuerzo. Cuando antes lo aprendan, más pronto tomarán buenas decisiones.

– Y por último, cunde con el ejemplo. Muestra a tus hijos la importancia de planificar tus gastos y tus ingresos de cara al futuro y el valor del ahorro para ir cumpliendo metas y objetivos.

En un mundo en el que lo financiero tiene una importancia fundamental, tomar las decisiones correctas a veces no es sencillo. Por eso es tan aconsejable que nuestros hijos aprendan cuanto antes a tomar decisiones financieras básicas de una manera madura y responsable.