201808.30
Off
0

Entrevista a Alberto Rua – Mejor producción propia julio

5 (100%) 2 votes

¿Cómo ha sido tu evolución desde que llegaste a OVB?

Mi andadura comienza en 2011 en Madrid. Tras nueve meses en la empresa, OVB me dio la oportunidad de abrir mi propia delegación en Canarias en enero de 2012 como FT3.  Desde entonces, el crecimiento de la marca en Canarias, al igual que en el resto de España, ha sido exponencial.

He pasado por los diferentes niveles del plan de carrera hasta llegar a Director de Agencia y, lo que para mí es más importante, tener un negocio asentado con presencia en todas las islas de la Comunidad Autónoma.

En estos seis años he vivido lo que es creer en una idea y llevarla a cabo desde cero. Ha sido un camino basado sobre todo en la constancia y la creencia en querer cambiar las cosas.

Si hecho la vista atrás, nunca pensé que llegaría a donde estoy hoy, dirigiendo a un equipo de grandes personas y teniendo un puesto directivo en una gran multinacional. Por suerte, el camino continua y todavía queda un largo y bonito camino por recorrer.

¿Cuáles son las claves de un consultor financiero de éxito?

Para mí, es entender y saber explicar detalladamente las soluciones a los problemas de los clientes. En el mercado existen multitud de compañías que venden productos financieros. La forma en la que se estudian y se presentan las soluciones al cliente es la clave. El foco siempre debe ser el propio cliente y saber explicarle bien el porqué del producto que contrata, independientemente de sus características técnicas. El consultor de éxito es aquel en el que el cliente compra su servicio y no su producto.

¿Qué es lo que más valoran los clientes del asesoramiento de OVB?

La personalización y la profesionalidad del servicio. El hacer reflexionar al cliente sobre sus cuestiones financieras es algo a lo que casi nunca se han enfrentado. Esa diferenciación hace que sea más atractivo nuestro servicio que el de la competencia ya que conectas en mayor grado con el cliente. Consigues desde la primera cita que el cliente te vea realmente como un consultor financiero y no como un comercial de productos.

¿Qué ofrece OVB que no ofrezca la competencia?

¡Muchas cosas! Voy a intentar recalcar dos:

La primera es la experiencia y la grandeza de la marca. Llevamos casi medio siglo dando respuestas en materia financiera a nuestros clientes. Pocas empresas pueden presumir de tal andadura y mucho menos en España. Esto nos permite tener un fuerte respaldo para poder ejercer bien nuestro trabajo y sobre todo, ir un paso por delante a futuras reformas a las que se enfrentaran tanto nuestros clientes como nuestro sector.

La segunda, nuestro plan de carrera. Tener un crecimiento profesional basado en el trabajo conseguido con los clientes hace que el asesor deba implicarse al 100% con el cliente. Si pensamos a largo plazo, de nuestros clientes dependerá gran parte de nuestro crecimiento. En tal caso, ¿qué consultor no va a intentar hacer lo posible por tener a ese cliente contento en el tiempo? Nuestro plan de carrera hace que la labor de tener ese servicio personalizado no sea una opción si no una obligación. Esto actualmente en el nuestro sector es muy difícil de encontrar y yo al menos veo los clientes lo extrañan con mucha asiduidad.

¿Cuál son tus próximos objetivos dentro de OVB?

Mi próximo reto es conseguir el siguiente escalón  en el plan de carrera y promocionar a Director Regional. Estoy seguro que, como siempre, con el esfuerzo, la dedicación y la implicación de todo mi equipo sea un objetivo cumplido para el 2019.