201804.04
Off
0

Consejos para evitar filtraciones y goteras en nuestro hogar

Califica esta publicación

Llega abril, uno de los meses más lluviosos del año, y desde OVB te queremos ayudar a prevenir siniestros en tu hogar relacionados con las humedades y las filtraciones.

Las filtraciones de agua suelen ser uno de los siniestros más habituales en cualquier hogar, más en estas fechas en las que las lluvias son protagonistas. El mantenimiento, la limpieza y conocer las coberturas de nuestra póliza son algunas de las herramientas más importantes para prevenir que nuestros hogares queden pasados por agua.

En el caso de comunidades de vecinos, las terrazas o azoteas se convierten en muchas ocasiones en improvisados trasteros en los que se descuida la limpieza. Mantener estas zonas en el mejor de los estados es fundamental no solo para evitar filtraciones de agua sino también para evitar malos olores o incluso la aparición de insectos.

Si el tejado es parte de nuestra casa, no podemos descuidar un adecuado mantenimiento. Canalones, chimeneas, aleros… son componentes de nuestro tejado que deben estar en perfecto estado para impermeabilizar adecuadamente nuestro hogar y evitar que, ante el aumento de las precipitaciones, puedan no cumplir su labor y generar problemas en el interior de nuestras casas.

Prevención siniestros hogar

Dentro de nuestros hogares hemos de evitar la condensación del agua, reduciendo en la medida de lo posible la generación y estancamiento del vapor. Para ello vigilaremos las actividades que produzcan vapor, como la cocina, la ducha o los tendederos, y ventilaremos adecuadamente nuestras habitaciones. Prestaremos especial atención a la correcta impermeabilización de nuestra ducha o bañera, ya que a veces, de un simple vistazo, podemos no advertir filtraciones que podemos hacer prácticamente a diario en nuestra casa o a nuestros vecinos.

Cuando el problema ya se ha producido, hemos que tener muy en cuenta si en la póliza de nuestro seguro hemos contratado la cobertura por filtraciones. En este caso además no podemos olvidar que ya haya sido producido por la lluvia o por una fuga ajena a nuestro hogar, las aseguradoras no procederán a reparar las filtraciones hasta tener constancia de que el problema que las generaba se ha subsanado.

Por lo tanto, intentemos prevenir los problemas de las filtraciones lo máximo posible y revisemos nuestra póliza para saber cómo reaccionar en caso de siniestro. ¡Ante un problema busquemos la mejor solución!