201806.14
Off
0

Conoce la oficina más inclusiva de OVB Allfinanz España

5 (100%) 3 votes

La oficina de OVB de la calle Félix Boix de Madrid es un ejemplo perfecto de cómo en la compañía se dan la mano la apuesta por la inclusión y por un servicio personalizado al cliente. Y esto se debe a que en esta oficina trabajan María Jesús Marqués, gestora de equipos, y Tamara Hoyos y María del Carmen Lima, consultoras financieras, todas ellas personas sordas que llevan a cabo su actividad sin ninguna barrera, todo lo contrario, aportando valor además de asesorar y orientar a clientes sordos en lenguaje de signos.

La primera experiencia con OVB de María Jesús Marqués, actual gestora de equipos, fue como clienta. Le encantó el asesoramiento personalizado y multitemático que ofrecen sus ahora compañeros y soñó en trabajar con ellos haciendo de su discapacidad un valor añadido para la atención a los clientes.

Pensé que podría ser muy útil trabajar aquí y aprender porque así puedo ayudar a otras personas en mi misma situación, con dificultades y límites de accesibilidad, que tienen que solicitar un servicio de interprete”, afirma.


Para Tamara Hoyos, consultora financiera, su trabajo cumple la labor social de asesorar, de manera totalmente personalizada y sin ningún tipo de compromiso para los clientes, a personas de cualquier edad a planificar correctamente su futuro.

Asegura que “nuestro objetivo es ayudar a las personas a planificar el futuro, a ahorrar no solo una jubilación sino también para los estudios, la universidad, la hipoteca, etc.”.

Según María del Carmen, consultora financiera, el hecho de poder llevar a cabo el asesoramiento en la propia lengua de signos a las personas sordas es fundamental para generar ese sentimiento de cercanía y confianza que es la seña de identidad del asesoramiento de OVB Allfinanz España.

A diferencia de los intérpretes de lengua de signos cuya función es interpretar neutralmente sin poder realizar el asesoramiento, es muy importante contar con profesionales sordos por ser accesible en lengua de signos, podemos ayudarles y asesorarles, con la finalidad de planificar mejor en el futuro”, asegura María del Carmen.

Patricia Arcos, coordinadora de zona, lleva trabajando tres años con este equipo y también subraya la importancia del trabajo que llevan a cabo. Según Patricia, durante ese tiempo han atendido a unas 120 personas sordas y el valor que aportan es doble: por un lado, es un servicio diferencial gracias a que el cliente es atendido en el lenguaje de signo sin intermediarios ni pérdida de información, y por otro, la empatía al estar interlocutando con un profesional de su misma condición.

En OVB Allfinanz España, apuesta por el talento sin barreras y por la inclusión de las personas con discapacidad son compromisos que forman ya parte del día a día de su actividad.