201704.24
Off
0

Cómo enseñar a tus hijos que el dinero no surge mágicamente de los cajeros automáticos: 8 trucos de OVB Allfinanz España

Califica esta publicación

Aunque los niños no son muy conscientes de la crisis y de los problemas económicos de sus padres, es bueno que desde pequeños aprendan a gestionar su dinero y ahorrar. Ése es el mejor regalo que podemos hacerle a nuestros hijos, a parte de la educación. OVB Allfinanz España te da algunos consejos para conseguirlo.

Desde muy pequeños, nuestros hijos reciben mensajes a través de la televisión o de las personas que tienen alrededor, que despiertan su afán consumista. Esto, unido a la falta de contención que tienen los niños por naturaleza, hace que sea difícil que asimilen ciertos conceptos como el del ahorro.

Desde OVB Allfinanz España aconsejamos sobre la importancia de educar a nuestros hijos en estas nociones, que aprendan que no se puede tener todo lo que quieran y que conseguir lo que deseamos conlleva un esfuerzo. De esta forma, aprenderán a valorar el dinero que gastan sus padres y conseguiremos crear en ellos hábitos muy útiles para cuando se conviertan en adultos.

Ideas para enseñar a los niños a ahorrar

  1. Establece una paga mensual o semanal. Según OVB, es una de las acciones más efectivas para empezar a administrar las finanzas. Así aprenderán a organizar su economía.
  2. Enséñales a crear un presupuesto en base a su paga mensual y revísalo con ellos a final de mes. No es cuestión de ser muy estrictos, pero sí de transmitirles la importancia de planificar.
  3. Es conveniente que los niños se den cuenta de que el dinero es limitado y que si eligen gastarlo en una cosa, renuncian a utilizarlo en otra. Así aprenderán que deben pensar bien en qué emplearlo y aprovecharlo adecuadamente. Un niño que ahorra aprende a tomar decisiones de cómo ser más eficiente en la administración de sus recursos.
  4. Explícales de dónde sale el dinero, el esfuerzo que tienen que hacer los padres cada mes para conseguirlo. Se trata de que sean conscientes de lo que cuesta ganarlo y lo rápido que se gasta cuando no planificamos bien nuestras finanzas.
  5. Háblales de las ventajas del ahorro y lo importante que resulta contar con un colchón para imprevistos. Podéis fijar un objetivo que le motive, como comprar un juguete, por ejemplo.
  6. Hazles ver la diferencia entre los gastos necesarios (prioridades) y los que no lo son y son solo deseos. Estaría bien explicarles que tienen que ir con zapatillas y no descalzos al colegio (gasto necesario), pero no hace falta que sean las Nike Air Force, por ejemplo.
  7. Abrirles una cuenta de ahorro en un banco para que vayan ingresando en ella cantidades de dinero que no vayan a utilizar en un periodo de plazo corto. La semana que viene hablaremos en profundidad sobre este punto.
  8. El mejor consejo, como siempre, es dar ejemplo. Los niños se enteran de todo y copian las conductas de sus padres, así que si por un lado les hablas de la importancia del ahorro, pero no eres capaz de demostrarlo con tu propio ahorro, será difícil que te crean.

Generar el interés de ahorrar a una edad temprana proveerá a nuestros hijos de las herramientas que los ayuden a tener un futuro financiero sólido y estable. Así, les enseñaremos también que los recursos son limitados y que por ello, hay que aprender a gestionarlos con prudencia.

De esta forma, los niños valorarán más lo que tienen y serán capaces de administrarse en el futuro, con hábitos tan saludables para el bolsillo, como el ahorro y el consumo responsable.

Estos ocho trucos son medidas sencillas pero eficaces para que los niños aprendan a manejar el dinero de forma responsable, generándoles el hábito que les permitirá poder cumplir sus sueños y objetivos durante su niñez y durante su etapa adulta.

Más información: http://www.ovb.es/