201809.18
Off
0

¿Cómo asegurarse un futuro ante las dudas del sistema de pensiones?

Califica esta publicación

La incertidumbre del sistema público de pensiones obliga a muchas personas preocupadas por asegurar su futuro a plantearse alternativas que puedan, al menos, complementar la aportación pública. Ante la variedad de productos de inversión, la opción más recomendable es una planificación financiera integral a largo plazo.

Las noticias sobre el sistema público de pensiones nos preocupan a todos. Aunque el gasto en pensiones sigue aumentando -en agosto alcanzó los 9.217,9 millones de euros, un 4,86% más respecto al mismo mes de 2017-, el Gobierno asegura que está sufriendo “tensiones financieras” para abordar este gasto.

Unas tensiones que no tienen visos de mejorar en los próximos años, en vista de las tendencias demográficas y de los problemas presupuestarios que atraviesan los gobiernos. Hasta que nuestros políticos no encuentren la solución perfecta que asegure nuestro futuro, lo más recomendable es complementar nuestra pensión pública con productos privados.

Los planes de pensiones privados son herramientas útiles a los que muchas personas preocupadas por su futuro recurren ante esta situación. Pero quizás no estén siendo gestionados adecuadamente. Según los expertos y pesar de la gran oferta existente, la contratación de estos productos está muy concentrada, hasta tal punto que el 30% de la inversión está destinada únicamente en 15 productos. Esto nos muestra que a menudo, por el desconocimiento o la falta del adecuado conocimiento, se contratan productos genéricos sin atender realmente a las necesidades y objetivos de cada persona.

Pero los planes de pensiones no son la única opción y de hecho lo ideal es contemplar varias herramientas de inversión que nos ofrezcan las condiciones más ventajosas dependiendo del perfil de cada inversor. La mejor solución es por lo tanto llevar a cabo una planificación financiera a largo plazo que tenga en cuenta, no solo las amplias opciones que ofrecen los planes de pensiones, sino también productos como los planes de previsión asegurados (PPA), los planes individuales de ahorro sistemático (PIAS) o los fondos de inversión.

Un futuro sin riesgos

Ante la extensa oferta de productos, que pueden tener diferente tributación y distintos niveles de riesgo, lo más recomendable es ponernos en manos de consultores financieros con amplios conocimientos financieros y fiscales. Solo ellos podrán ofrecernos las mejores soluciones de planificación financiera que complemente nuestra pensión pública, teniendo en cuenta tanto nuestra situación personal como nuestros objetivos, deseos y necesidades.

Los mejores consultores financieros serán aquellos que cuenten con el respaldo de una empresa multinacional, con una larga trayectoria y experiencia en el mundo financiero, que sea capaz de proveer a sus gestores de sistemas de formación competitivos. Este apoyo es fundamental para los consultores financieros, ya que sólo las empresas líderes en planificación financiera son capaces de ofrecer una amplia y sólida cartera de productos fruto de acuerdos con las principales entidades financieras y aseguradoras.